Alexandre, hijo ilegítimo de Alberto de Mónaco, cumple 18 años: así es la relación con su padre

Fue en un vuelo de la compañía Air France cuando surgió el amor entre Alberto de Mónaco (63 años) y la azafata Nicole Coste (49). La relación duró seis años y fruto de ella nació un niño llamado Alexandre. Esto ocurrió en 2003 y el joven alcanza este 24 de agosto la mayoría de edad sin que haya trascendido mucha información sobre su vida, a diferencia de la otra hija extramatrimonial de Alberto, Jazmin Grace (28).

El príncipe Alberto siempre supo de la existencia de su hijo y se hizo cargo económicamente de él. Según publicó Vanity Fair en 2014, Alberto de Mónaco asignó a su Alexandre una pensión de 10.000 euros mensuales y puso a su disposición un piso en un exclusivo barrio de París, además de una mansión en Villefranche-sur-Mer, entre Niza y Mónaco, en la Costa Azul. Este suele ser el destino vacacional del joven, lo que le permite pasar temporadas con su padre y sus hermanos Jacques (6) y Gabriella (6), con los que guarda una fluida relación.

A pesar de su generosidad económica, no fue hasta 2005, dos años después, cuando el Príncipe reconoció a Alexandre como hijo extramatrimonial. Alberto dio este paso presionado por la aparición de Nicole Coste en la revista Paris Match, donde decidió contar su situación.

La publicación de esta historia le valió al medio una demanda por parte del Príncipe con motivo de la invasión de su privacidad, un litigio que ganó. A los pocos meses, mediante el abogado Thierry Lacoste, el soberano admitió públicamente su paternidad. Sin embargo, no fue hasta 2014 cuando el hijo de Coste recibió el apellido Grimaldi.

Dejando atrás este episodio, Nicole no guarda rencor a Alberto, al que describe en la misma publicación de Vanity Fair como «buena persona, pacífico y con gran corazón». La exazafata también quiso puntualizar que no hay problemas entre ellos y que Alberto se ocupó, más allá de los términos económicos, de su hijo: «Todo va bien, no hay ningún problema entre nosotros. Alberto se ocupa de su hijo, en contra de lo que dicen muchos medios. Ambos ponemos todo de nuestra parte para que el pequeño sea feliz».

En esta entrevista, la madre de Alexandre también dejó claro que su hijo tiene buena relación con Jazmin Grace, la otra hija extramatrimonial de Alberto de Mónaco, fruto de su relación con una turista estadounidense en la Costa Azul: «Mi hijo tiene buena relación con Jazmin y ella con todos mis hijos, y siempre será así», explicó.

En cuanto a la línea de sucesión al trono, las reglas son muy claras y la Constitución del país -que fue modificada en 2002- estipula que solo los hijos fruto de parejas casadas tienen derecho a formar parte de este exclusivo listado, por tanto, nunca podrá tener derechos dinásticos. Esta misma norma se ha aplicado a otros miembros de la familia, como por ejemplo a Raphaël (7), el hijo de Carlota Casiraghi (35) y Gad Elmaleh (50), quien también se ha quedado fuera, puesto que sus padres no estaban casados cuando nació. Sin embargo, su hermano pequeño Balthazar (2), nacido del matrimonio de la hija de Carolina de Mónaco con Dimitri Rassam (39), sí que ha entrado en la línea de sucesión.

Aunque nunca tendrá la posibilidad de ser el jefe de estado de Mónaco, el príncipe Alberto ha confirmado que tanto él como Jazmin recibirán parte de su herencia, como hijos reconocidos que son.

Только что написал(а)
смотреть
author
пишет сообщение