5 fotos de Salma Hayek en los 90 que son pura inspiración

Muchos de los looks que lució Salma Hayek en los noventa llevan altas dosis de creatividad, imaginación y resiliencia. Pionera y musa a partes iguales.

Después de consolidar su carrera como actriz en su natal México, Salma Hayek hizo el que pudiera ser el salto evidente para muchos actores, se fue a Hollywood. Tenía solo 23 años y la película de acción ‘Desperado’ de Robert Rodríguez la puso en el mapa de la gran industria del cine mundial. Sin embargo, su marca no solo la dejó por su capacidad actoral, también por sus estilismos de moda arriesgados, atrevidos y, como se han consolidado a lo largo del tiempo, muy llamativos, cada vez que pisaba una alfombra roja.

Corría 1991 cuando la veracruzana Salma Hayek se va a Los Angeles y cada una de las tendencias de la época, algunas de ellas que no paramos de ver ahora en las calles, las hizo suyas en más de una ocasión, incluso, siendo pionera, como lo cuenta en su video ‘Mi vida en looks’ para Vogue. Vestidos que celebran la figura femenina, con una inclinación hacia las siluetas minimalistas, pero sin dejar a un lado el glamour de Hollywood ni de resaltar su perfil reloj de arena.

La también productora y empresaria confiesa que de aquella época una de las cosas que más la enorgullecen era su creatividad. Recién llegada a la meca del cine e intentando hacerse un nombre por sí misma, no contaba con el respaldo de muchos diseñadores que quisieran vestirla al no ser tan conocida, y sin suficientes recursos para costearse vestidos de grandes marcas su instinto, creatividad y sentido de la moda la acompañaron en más de una ocasión. Arriesgó y los resultados fueron sobresalientes, más de lo ella esperaba.

Hoy repasamos algunos de esos looks de los noventa de Salma Hayek que nos dejaron y nos siguen dejando boquiabiertos, tanto como sus trucos para lucir jeans cuando eres petite sin cometer un faux-pas. ¡Toma nota!

Lady in red

Para el estreno en Los Ángeles de ‘Desperado’, Salma Hayek no dudó en atraer todas las miradas con este vestido largo rojo ceñido de cuello halter, una de sus siluetas favoritas a las que suele recurrir todavía hasta la fecha, y que resaltaba cada una de sus curvas y atributos. Labios, manicura y pedicura roja iban a juego con este look, un juego de joyas minimal y su larga cabellera negra en ondas sueltas.

‘Sexy esmoquin’

Era 1996 y Salma Hayek se disponía a asistir a los MTV Movie Awards. Para esa ocasión, a la que no solo asistía como invitada, también estaba nominada en la categoría ‘Best kiss’ (de allí que escogiera ese ‘labial interesante’, como ella misma lo describe), decidió lucir un vestido que para la actriz de ‘Bandidas’ era como lucir un ‘esmoquin muy sexy’. Y si era posible que ya en los noventa canalizará una futura estrella del pop, Salma Hayek lo hizo con este peinado que parece la inspiración del célebre look de Ariana Grande, antes de que Ariana Grande naciera.

Reloj de arena

Estrenada en 1996, la película ‘From dusk till dawn’ es otra parada obligatoria en la filmografía de Salma Hayek. Para la posteridad ha quedado su papel como Satánico Pandemonium de la que todos recuerdan esta mítica escena donde sale en traje de baño y baila con la serpiente entre sus brazos. Si no tuviéramos la prueba de ese momento no sabríamos decir si ese bikini que llevaba era de los noventa o de ahora: top con cuello halter y una braguita tan pequeña y elevada a la cintura como las que se llevan ahora. Salma Hayek definitivamente lo llevó primero.

Más es más

Para su primera vez en los Oscar, 1997, en la que también le tocaba presentar una de las categorías, la actriz de ‘Fools rush in’ lució un vestido largo blanco de lentejuelas de Armani. Salma Hayek recuerda que para aquella época, al no ser tan conocida no mucha gente quería vestirla, por lo que su agradecimiento con Giorgio Armani es indiscutible, al apoyarla al principio de su carrera. Ahora bien, el complemento que llevaba en su cabeza, la tiara fue la que más causó repercusión: por un lado su representante, su estilista y su publicista le dijeron que sería un error usarla, pero la terminó llevando y desde ese momento todo el mundo empezó a usar tiaras. Hasta el día de hoy, dice la actriz entre risas, no ha recibido el crédito por marcar esa tendencia.

En honor a Gianni Versace

En homenaje a Gianni Versace, después de su fallecimiento, ese mismo año, la gala del MET de 1997 se hizo como un tributo a su vida, carrera y legado. Para asistir a tan emotivo evento, Salma Hayek optó por este vestido negro de Versace que le ‘quedaba como un guante’, que el mismo Gianni Versace le había entregado en vida. El diseñador italiano, recuerda la actriz, fue otro de los primeros en apoyarla al principio de su carrera y en ser generoso con ella, invitándola a sus fiestas y desfiles. Esta fue la única ocasión en la que Salma Hayek usó este vestido.

Только что написал(а)
смотреть
author
пишет сообщение